lunes, 3 de marzo de 2014

Las Ranas de la Suerte



Las Ranas de la Suerte

Muchas civilizaciones antiguas han considera la rana como símbolo de abundancia, protección y salud. Un ejemplo lo podemos observa en Egipto donde se adoraba la diosa-rana, Heket la cual era benefactora de los hombres. En cuanto a las civilizaciones Mesoamericanas, los aztecas y los mayas consideraban este anfibio como un animal de buena suerte. En China se cree que los espíritus de las ranas disfrutan contemplando la prosperidad de los hombres. Inclusive, se piensa que las ranas son transmutadoras de energía y que tiene cualidades mágicas.

Sin embargo, para obtener el máximo de su influencia positiva en el ámbito laboral, económico y sentimental, es necesario conocer diferentes aspectos tales como el color, la preparación y el lugar en donde se debe colocar. Como todos los objetos mágicos, es importante que al comprar una rana, ésta se prepare antes de colocarla en el lugar que le tenemos destinado. Además, el dueño de la rana debe procurar que nadie la toque, ya que perdería poderes mágicos y de nuevo se tendría que consagrar.

Si se desea tener una rana de la fortuna en casa o en un negocio, se recomienda adquirir una rana china de tres patas, ya que éstas forman un triángulo que simboliza la energía del Universo. Si no la puede encontrar, puede comprar una de materiales como barro o cerámica, pero debe ser de color verde (para prosperidad en un negocio) o dorada (para atraer el dinero). Si se encuentra una rana con una moneda en la boca, es mucho mejor, ya que simboliza que todo el dinero que se va, regresa.

En cuanto a su colocación, es muy importante ubicarla en un lugar alto y que una de sus patas traseras se dirija a la puerta de entrada principal para que atraiga todo lo positivo. Si la ponemos al revés con la cara frente a la puerta, rechazaremos todo el dinero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Badge

Entradas populares